Normal view MARC view ISBD view

  Nada es verdad, todo está permitido : el día que Kurt Cobain conoció a William Burroughs

Rocha, Servando
Language : SpanishBarcelona : Alpha Decay, copyright 2014374 orrialde : zuri-beltzeko irudiak ; 21 cm(Ikus) Testua. Irudia (finkoa ; bidimentsiokoa): bitartekorik gabeSeries : Héroes modernos (Alpha Decay)ISBN : 978-84-92837-68-7.Burroughs, William Seward (1914-1997) -- Biografiak | Burroughs, William Seward (1914-1997) -- Biografías | Burroughs, William Seward (1914-1997) -- Biographies | Cobain, Kurt Donald (1967-1994) -- Biografiak | Cobain, Kurt Donald (1967-1994) -- Biografías | Cobain, Kurt Donald (1967-1994) -- Biographies | Art -- TheoryWilliam S. Burroughs (Wikipedia eu) | (Wikipedia es) | (Wikipedia en) | Kurt Cobain (Wikipedia eu) | (Wikipedia es) | (Wikipedia eu) | Resumen | Blog | Fragmento
Tags from this library: No tags from this library for this title. Log in to add tags.
Gozatu Ikasi
Location Collection Call number Status Date due
Orokorra / General Tabakalera 111 ROC nad (Browse shelf) Available
Orokorra / General Tabakalera 111 ROC nad (Browse shelf) Available

Aurkibide onomastikoa: 367-374 orrialdeetan.
Índice onomástico: páginas 367-374.

Liburuan:
La leyenda cuenta que «Nada es verdad, todo está permitido» fueron las últimas palabras que pronunció antes morir Hassan-i Sabbah, mítico líder de la antigua y oscura secta de Los Asesinos. William Burroughs, obsesionado con éste, aseguró que la frase era una contraseña mágica: «Se dice que un iniciado que desee conocer la respuesta a cualquier pregunta -afirmó en una de sus obras- sólo necesita repetir estas palabras cuando se duerme y la respuesta llegará en un sueño». A comienzos de los años noventa, el escritor seguía considerando a Sabbah como uno de sus mentores. Su escandalosa vida y la radicalidad de toda su obra lo habían convertido en un símbolo para rebeldes y anarquistas, llegando a ser uno de los precursores ideológicos del movimiento punk. Entonces, el mundo se rendía ante Nirvana, considerada la última gran banda de rock and roll y Kurt Cobain, su cantante, el profeta de una nueva generación.
Tras la muerte del cantante, ocultas entre cientos de páginas y cuadernos manuscritos, aparecieron cuatro hermosas fotografías en las que se le veía paseando en compañía de Burroughs. Cada una de las fotografías, hasta entonces desconocidas, contaban su propia historia. También encerraban un misterio. Habían sido tomadas en octubre de 1993, cuando Cobain cumplió su gran sueño: visitar a Burroughs, su mayor héroe y una de sus más importantes influencias.

There are no comments for this item.

Log in to your account to post a comment.

Click on an image to view it in the image viewer


If you liked this, you may be interested